top of page

Uso de comida en el adiestramiento canino


perro con cubiertos adiestramiento canino con comida


¿Por qué debería usar comida en el adiestramiento de mi perro?


Los perros son criaturas inteligentes que piensan y sienten. Igual que nosotros, hacen cosas que les resultan divertidas y gratificantes y evitan cosas que no lo son.


Pedirle a tu perro que haga algo "solo porque tú lo dices", es como si tu jefe te pidiese que trabajes sin cobrar. ¿Estarías motivado para hacerlo? Puedes obligar a tu perro a cumplir pero, ¿Cómo afectaría eso a vuestra relación?, ¿Cómo te sentirías si alguien te obligase a trabajar?


Por el contrario, si creas un juego que tu perro entiende como "Si hago lo que me pides, me darás un premio", establecéis una relación positiva en la que ambos ganáis. El perro está motivado para aprender y ambos podéis disfrutar de la sesión de entrenamiento. Quieres a tu perro ¿por qué no querrías utilizar una herramienta de aprendizaje que le gusta y le hace feliz?




¿Por qué mi perro solo me hace caso cuando tengo un trozo de salchicha en la mano?


Los perros son tan inteligentes que no solo aprenden lo que nosotros queremos enseñarles, también leen entre líneas y aprenden cosas que no queremos enseñarles. Si siempre entrenas guiándole con un trozo de salchicha, el perro esperará la salchicha cada vez. Esta es una queja común cuando utilizamos comida como recompensa y la solución es muy sencilla. Simplemente asegúrate de repetir los siguientes pasos:

  • Señal que indica el comportamiento.

  • Marca el comportamiento con un clicker o una palabra que el perro asocie con la llegada de una recompensa "bien".

  • Dale su recompensa/premio.

Si el premio siempre aparece después del comportamiento, el perro aprenderá que no necesita verlo ni olerlo antes, para ganárselo.




¿Cómo me aseguro de no tener que sobornar a mi perro cada vez que quiero que haga algo?


En primer lugar, existe una gran diferencia entre un soborno y una recompensa. El soborno viene primero, antes que el comportamiento; la recompensa viene después del comportamiento. Es una distinción importante, porque "sobornar" no es una forma eficaz de enseñar, pero el uso de recompensas sí lo es. Si sobornas a tu perro solo realizará el comportamiento si hay un trozo de comida frente a él primero. Si le recompensas, entonces tu perro realizará el comportamiento con la esperanza de ganar ese pedazo de comida. Tras la fase de aprendizaje, cuando ese comportamiento sea fluido, puedes comenzar a eliminar gradualmente las recompensas de comida.


Por ejemplo, si le estás enseñando a tu perro a sentarse a la señal, comienzas reforzando cada sesión con un trozo de comida. En algún momento, el comportamiento se volverá tan familiar y fácil para tu perro que cuando le digas "sienta", lo hará sin pensar. Cuando logres que se siente a la señal con fluidez, puedes recompensarlo con comida a veces, pero no siempre. Después ya puedes sustituir la comida por un elogio "muy bien", lo que se conoce como recompensa funcional. Si quiere salir a la calle puedes pedirle que se siente primero, o antes de poner su plato de comida en el suelo puedes pedirle que se siente, eso también son recompensas funcionales.


Básicamente, la comida es una herramienta de entrenamiento y no será necesaria siempre. Pero ten en cuenta que, nadie va a una clase de matemáticas y sale resolviendo ecuaciones complicadas. Dale a tu perro mucha práctica en muchos contextos diferentes antes de decidir que ya "sabe" cómo hacer algo.


perro adiestramiento con recompensas


Si entreno mucho, ¿No engordará?


La cantidad de cualquier alimento que utilices para entrenar durante el día, descuéntala de su ración diaria de comida y el resto dáselo para cenar. Si le das golosinas para entrenar y su ración completa de comida, entonces probablemente engordará. Los premios son maravillosos, y premios poderosos (como salchichas, queso,...) pueden ser necesarios si estás entrenando un comportamiento difícil o en un entorno con muchas distracciones. Además, tienes un gran recurso en ese cuenco que llenas hasta dos veces al día. En lugar de darle de comer en un comedero, puedes utiliza su ración diaria de comida para entrenar a lo largo del día. Ten en cuenta que los perros realmente no trabajan por el sabor de la comida, sino por el olor. Si usas trozos de comida muy pequeños estará igual de feliz de trabajar por ellos.




Si mi perro no quiere trabajar por comida, ¿Cómo puede el refuerzo positivo ayudarme a entrenar a mi perro?


El adiestramiento por refuerzo positivo no se trata de darle comida a tu perro. El refuerzo positivo es una técnica que forma parte del condicionamiento operante, un sistema de aprendizaje basado en la aplicación de refuerzos y castigos a fin de aumentar o reducir la probabilidad de aparición de ciertas conductas. El refuerzo positivo es un estímulo que aumenta la probabilidad de que un comportamiento se repita. Puede ser cualquier cosa que tenga valor para tu perro, algo que le guste tanto como para querer trabajar para ganárselo. La razón por la que generalmente usamos comida es que a la mayoría de los perros les encanta comer y es una herramienta fácil para trabajar. Pero hay muchos perros que trabajan por una pelota o un juguete.




¿Cuándo puedo dejar de usar la comida para entrenar?


Cuando te sientas seguro de que tu perro realizará el comportamiento en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia, entonces ya no necesitas usar comida para entrenar ese comportamiento más tiempo. Recuerda, si estabas utilizando un método de entrenamiento como correcciones de collar, esta pregunta sería ¿en qué punto dejo de corregir a mi perro?, y la respuesta sería la misma. Ambos métodos utilizan la motivación. Tú eliges si quieres motivar a tu perro con algo que le guste y que trabajará por lograr, o con algo que no le guste y que trabajará por evitar.


¿Quieres que tu perro te obedezca porque quiere o porque tiene miedo de lo que le pasará si no lo hace?



Mi perro se sienta y se tumba en casa, pero cuando lo llevo al parque tengo que sobornarlo otra vez. ¿Por qué pasa esto?


Una vez más, no vas a una clase de matemáticas para principiantes y resuelves ecuaciones algebraicas. No tomas una lección de esquí y luego abordas los Alpes suizos. El aprendizaje viene por pasos. Tu casa es un ambiente de guardería para tu perro. Es el entorno de aprendizaje más fácil, con la menor cantidad de distracciones. El patio sería un nivel de primaria, porque ahora hay mariposas que perseguir y se escuchan los sonidos de los vecinos. El patio delantero sería como la escuela secundaria, porque ahora tu perro puede ver personas, otros perros y coches en movimiento. El parque sería su graduación, uno de los entornos más difíciles para aprender porque hay infinidad de cosas que compiten por su atención.


perro adiestramiento en positivo

Una de las grandes diferencias entre perros y humanos y la forma en que aprendemos es la capacidad de generalizar. Si tu madre te enseña cómo cambiar un neumático en su garaje, probablemente puedas averiguar cómo cambiar un neumático también en cualquier otro entorno. Pero si a un perro se le pudiera enseñar a cambiar un neumático, es más probable que se confunda si el coche está en cualquier lugar menos en el garaje donde aprendió la habilidad. Tenemos que trabajar a propósito en ayudar al perro a aprender a generalizar cada nuevo comportamiento. De forma que, cuando le enseñas a sentarse, debes enseñarle a sentarse en casa, en el patio, en el parque, cuando pasa el tren, etc. Cada nuevo conjunto de circunstancias es un nuevo nivel de dificultad para tu perro.




¿Qué es el refuerzo positivo?, ¿Significa solo darle comida a mi perro?


El adiestramiento con refuerzo positivo consiste básicamente en enseñarle al perro cómo debe comportarse, gestionando el entorno para que tenga éxito y premiándole cuando lo consiga; en lugar de castigar o corregir continuamente por no comportarse como debe o como a nosotros nos gustaría.

El adiestramiento en positivo nos ayuda a construir un fuerte vínculo con el perro basado en la confianza, la comunicación y el respeto. Ayuda a los perros a ganar autoconfianza, seguridad y poder, y los capacita para tomar decisiones y resolver problemas de forma independiente. Además, alienta al perro a escuchar y responder cuando se le pide que haga algo y funciona con todo tipo de perros, ya sean cachorros o perros adultos, incluidos los perros de trabajo más impulsivos.

 

REFERENCIAS:


The Pet Professional Guild - The Association for Force Free Pet Proffesionals.


347 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


Guia gratuita cachorro

DESCARGA TU GUÍA GRATUITA

6 claves para educar a tu cachorro

Mis productos favoritos

Entradas recientes

bottom of page