top of page

El adiestramiento canino necesita evolucionar y reciclarse


Adiestramiento canino en positivo gipuzkoa

Aún me resulta difícil comprender cómo alguien puede justificar enseñar a un perro a través del dolor, la fuerza y ​​el miedo, cuando décadas de investigación y una montaña de evidencia científica continúan demostrando lo destructivos que pueden ser estos métodos.


Enseñar a las personas a entrenar a sus perros de forma ética no es solo una cuestión moral, se ha convertido en una cuestión de salud y seguridad pública.

Los métodos de adiestramiento aversivos están afectando gravemente a nuestros compañeros caninos haciéndolos más inseguros, incapaces de comunicarse y como resultado más agresivos. La humanidad está destruyendo lo que era una relación hermosa y como resultado, está poniendo en riesgo a sus perros, a ellos mismos y a sus hijos. Aunque la educación y el entrenamiento ético y humano no van a resolver todos los problemas de los perros, sin duda contribuirán en gran medida a mejorar las cosas para nuestros perros y para nosotros mismos.


Si bien los adiestradores tradicionales o aversivos defienden firmemente el uso de técnicas contundentes, resulta difícil desacreditar la evidencia que respalda el hecho de que golpear, empujar, patear, inmovilizar, colgar, sacudir y usar descargas eléctricas para enseñar a los perros causa dolor, miedo, ansiedad, desconfianza, timidez, inseguridad, mayor probabilidad de agresión, irritabilidad, frustración, indefensión aprendida y, en muchos casos, los perros se apagan por completo.

No entiendo cómo una persona cuerda puede aprobar el uso de técnicas que tienen un potencial tan alto de causar daño.
educacion canina en guipuzcoa


Motivos que obstaculizan el cambio


La teoría de la dominancia


Algunos psicólogos expertos en humanos opinan que algunas personas usan la fuerza y ​​el castigo para someter a los animales porque necesitan estar al mando y temen perder el control. Esto puede deberse a que ellos mismos han sido o están siendo dominados por un miembro de la familia o un amigo, o porque la tendencia a dominar a los demás es inherente a ellos. Otras personas simplemente no tienen el tiempo o las ganas de investigar qué métodos de entrenamiento son mejores y se aferran a lo que está más accesible, aún sabiendo que las técnicas que están usando son inhumanas. Se prefiere y aprueba todo lo que funciona para corregir el comportamiento de un perro de la forma más rápida y cómoda posible.



Profesión no regulada


El adiestramiento canino es una profesión no regulada, lo que significa que hay muchas personas que se anuncian como adiestradores que simplemente no tienen los conocimientos necesarios y usan la fuerza porque no saben o no quieren aprender nada mejor. Algunos adiestradores utilizan técnicas de refuerzo positivo para enseñar a los perros nuevas habilidades, pero carecen de conocimientos para usar técnicas éticas y humanas para frenar los comportamientos no deseados. Es relativamente fácil usar métodos de refuerzo positivo para enseñarle a un perro a hacer algo, pero se necesitan conocimientos y habilidades avanzadas para evitar que un perro deje de repetir un "mal comportamiento" sin usar técnicas aversivas.


Asegúrate de que el adiestrador que elijas para ayudarte con tu perro se mantiene al día con los avances en investigación sobre comportamiento animal y continúa formándose y ampliando sus conocimientos.



Los programas de televisión


Los espectadores suelen quedarse impresionados con las técnicas que ven en los programas de televisión para "rehabilitar" a perros agresivos, y lo copian en casa con sus perros. Pero en realidad, lo que están viendo es solo un acto de violencia de un humano a un perro diseñado para suprimir el comportamiento negativo a través de la dominancia y el control. Lo peor de todo esto es que cuando el perro finalmente se somete a este abuso, su sumisión es celebrada como un "éxito" a pesar de que no se está sometiendo con calma en absoluto, sino que ha sido ACOSADO y FORZADO a someterse.



¿Sumiso o indefenso?


La quietud de un perro sumiso a menudo se confunde con la calma, cuando en realidad el cuerpo y la mente del perro han alcanzado un estado de angustia tal que el perro se apaga, cesando cualquier movimiento en un esfuerzo por evitar más violencia. Este estado de estrés, a menudo mal etiquetado como un perro que es "sumiso", da a las personas una impresión equivocada de lo que el perro está sintiendo realmente y les lleva a creer que los métodos empleados para llevarlo a ese punto han funcionado.


Esto no solo es triste y lamentable para el perro, sino también muy molesto para aquellos que realmente sabemos lo que está pasando por la mente del perro.

educacion canina en positivo gipuzkoa

El castigo no aporta soluciones


Me gustaría aclarar que estoy de acuerdo en que el castigo fuerte frena el "mal comportamiento" en el momento en que se aplica, siempre que el perro no se defienda, que a menudo es el caso y la razón por la que tantos adiestradores aversivos y sus clientes son mordidos cuando usan la dominancia.


En realidad cuando usas el dolor, el castigo y la intimidación para enseñar a los perros a "portarse bien", es probable que veas una diferencia en el comportamiento muy rápido y esto reforzará positivamente que lo que hiciste para lograr ese cambio funcionó. Esto te hará sentir bien, aunque te sientas un poco culpable por haber usado métodos aversivos para obtener el resultado deseado. Pero ten en cuenta que el hecho de que puedas ver una mejora en el comportamiento no significa que el comportamiento haya CAMBIADO. Puedes pensar que tu perro se está comportando mejor, pero esto se debe solo a que tú o tu adiestrador lo habéis intimidado o acosado para que se someta, y ahora se "comporta" por miedo a que se repita.


El perro todavía siente lo mismo por dentro, a pesar de que la expresión externa de cómo se siente haya sido reprimida ... por ahora. Esta mejora en el comportamiento es celebrada como un éxito y una gran rehabilitación, por aquellos que no conocen nada mejor. ¡El perro está curado! Pero, el apagarse, la supresión y la indefensión aprendida no es un comportamiento cambiado.


En todo caso, tu perro ahora está aún más inseguro por el trato que ha recibido y lo peor es que al usar el castigo no le has enseñado nada útil. No le has enseñado ninguna nueva habilidad ni le has mostrado que puede "sentir" de otra manera, lo que le ayudará a comportarse mejor en el futuro.


Lo bueno del adiestramiento con métodos humanos es que en lugar de enfocarnos en el castigo, los entrenadores positivos nos centramos en enseñar a los perros nuevos comportamientos y nuevas formas de hacer frente a diferentes situaciones, y sí, incluso funciona con los perros agresivos "en la zona roja" o los perros más impulsivos. No se trata solo de darle golosinas al perro, se trata de encontrar lo que motiva a cada perro y usarlo para ayudarle a aprender y superar cualquier problema de comportamiento que pueda tener.


Si usas técnicas aversivas, ten en cuenta que tu perro te asociará con experiencias negativas y, como resultado, desconfiará de ti, incluso si parece que sigue siendo tu mejor amigo. ¡Los perros son muy indulgentes!

Forzar la sumisión de tu perro no cambiará la forma en que se siente por dentro y aumenta la probabilidad de que vuelva a su comportamiento anterior en algún momento, y cuando lo haga, será mucho peor que antes. Esto es especialmente cierto para los perros agresivos. Después de un manejo aversivo, su respuesta agresiva puede ser reprimida por un tiempo, pero cuando el estrés se vuelve demasiado, la agresión resurgirá nuevamente con mucha más intensidad. ¡Si tratas de apagar el fuego con más fuego te quemarás!

adiestrador de perros guipuzcoa

Solo tú puedes marcar la diferencia en la relación con tu perro


Puedo escribir mil artículos y hacer seminarios todo el día sobre este tema, pero eso no ayudará a cambiar las cosas a menos que las personas estén dispuestas a aprender, descubrir y cambiar por sí mismas. Somos criaturas de hábitos y es difícil cambiar nuestros patrones de comportamiento. Pero ha llegado el momento de hacerse algunas preguntas:


  • ¿Realmente estoy haciendo todo lo posible para asegurarme de que mi perro esté feliz, confíe en mí, se sienta seguro y no sufra?


  • ¿Soy alguien con quien mi perro realmente quiere estar o sol me sigue porque tiene miedo de lo que le pasará si no lo hace?


Si lo que escribo te molesta o te ofende y crees que estoy equivocada o que estás harto de que la chica del perro adoptado que entrena perros te predique, te animo a leer los numerosos libros y artículos escritos por algunas de las mentes más brillantes del comportamiento animal: Dra. Patricia McConnell, Suzanne Clothier, John Bradshaw, Karen Pryor, Dra. Sophia Yin, Jean Donaldson, James O'Heare, Alexandra Horowitz, Dr. Nicholas Dodman, Nicole Wilde, Turid Rugaas, Dr. Ian Dunbar, por nombrar solo algunos.


Mi mayor desafío es seguir promoviendo un cambio positivo, aunque esto a veces me convierte en el blanco de las críticas de quienes se sienten amenazados por lo que digo. Entiendo que se necesita valor para cambiar, pero cuanto más humano seas con tu perro, mejores serán vuestras vidas. A medida que más y más personas hagan el cambio a métodos de adiestramiento más amables, la población canina y humana estará cada vez más segura y en armonía gracias a ello.


 

Referencias


165 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Guia gratuita cachorro

DESCARGA TU GUÍA GRATUITA

6 claves para educar a tu cachorro

Mis productos favoritos

Entradas recientes

bottom of page