top of page

Mitos y verdades sobre la educación canina


educacion-canina-en-positivo

Estos son algunos de los mitos más comunes que se suelen escuchar entre las personas que conviven con un perro.


1 🦴 Si un perro no puede aprender un comportamiento, es terco, dominante, estúpido o una combinación de los tres.

REALIDAD: La verdad es que los perros en muchos aspectos son como las personas. Algunos perros captan las cosas rápidamente y otros requieren más tiempo y orientación. A menudo, cuando nosotros como entrenadores, vemos que un perro tiene dificultades para aprender un comportamiento, es porque no se lo estamos comunicando de una manera que el perro pueda entender. Otras veces, el perro no logra aprender el comportamiento porque no entiende cuándo ha realizado el comportamiento correctamente y, por lo tanto, no tiene forma de saber lo que le estamos pidiendo.


Recompensa siempre al perro por hacer algo bien y ten paciencia a la hora de enseñarle nuevos comportamientos. Si el perro todavía parece tener problemas para aprender algo nuevo, piensa en cómo le has estado enseñando, pero desde el "punto de vista del perro". Es posible que, algunos comportamientos no se los estés enseñando con la suficiente claridad, o existan elementos en el entorno que pueden estar causando que tu perro se confunda o se distraiga. Quizá el comportamiento es demasiado complejo y debas dividirlo en pasos más pequeños. Otra posibilidad qué debes considerar es, si el perro es capaz físicamente de aprender un determinado comportamiento. Por ejemplo, un perro que tiene problemas de cadera puede encontrar ciertas posiciones como "sentarse" muy incómodas.




Adiestramiento canino en Gipuzkoa

2 🦴 Mi perro sabe que hizo algo mal porque parece culpable.

REALIDAD: La culpa es una emoción humana y si los animales sienten emociones de la misma manera que los humanos, está sujeto a un gran debate entre científicos. Sin embargo, en términos de la "mirada culpable", un estudio reciente en Barnard College en Nueva York encontró que la mirada "culpable" que la gente dice ver en sus animales es totalmente atribuible a si la persona esperaba verla o no, independientemente de si su perro había hecho o no algo de lo que ser "culpable". Cuando un perro parece "culpable" es porque está reaccionando a un cambio en nuestro lenguaje corporal que le dice que "algo está mal" y por eso el lenguaje corporal del perro "parece" preocupado y nervioso al ojo humano. En realidad, el perro ha aprendido a exhibir estos comportamientos para apaciguar humanos que muestran un lenguaje corporal enfadado o alterado. Estos gestos se conocen como "señales de calma".




Educacion canina en gipuzkoa

3 🦴 Un cachorro debe tener al menos 6 meses para ser adiestrado.


REALIDAD: Este mito se originó en el adiestramiento de la "vieja escuela" donde se usaban correcciones fuertes de collar y por lo tanto, era preferible que el perro tuviera al menos la edad suficiente para soportar llevar el collar y lidiar con la presión de las correcciones y el castigo durante las sesiones de entrenamiento. Con los métodos actuales de adiestramiento, basados ​​en el refuerzo positivo y la cooperación con el perro, no hay ninguna razón por la que no puedas empezar a trabajar con tu cachorro tan pronto como sea posible. Los cachorros comienzan a aprender en el momento en que son capaces de observar y relacionarse con su entorno. A diferencia de los perros adultos, los cachorros pueden tener una atención más corta y esto requerirá más paciencia al enseñar nuevos comportamientos, pero no hay ninguna razón por la que tu cachorro no pueda comenzar a aprender ahora. Cuanto antes comiences, más rápido aprenderá tu cachorro. Es importante socializar al cachorro lo antes posible, así como, exponerlo a nuevas personas y cosas para que crezca y se convierta en un perro adulto seguro de si mismo y con un buen comportamiento.



4 🦴 El adiestramiento con refuerzo positivo solo funciona con perros pequeños, felices y normales, no con perros fuertes, grandes, obstinados y tercos.

REALIDAD: El uso del refuerzo positivo para entrenar animales, es la norma entre los entrenadores de animales exóticos y mamíferos marinos. Si se puede entrenar a un gran depredador, como una orca o un tigre, concentrándose en recompensar comportamientos deseados, no hay razón por la que no puedas hacer lo mismo con tu perro independientemente de su raza.


Además, a medida que nuestro conocimiento sobre el comportamiento se fortalece a través de la investigación, el consenso es que con el uso de métodos de adiestramiento aversivos en perros miedosos o agresivos, es más probable que los comportamientos empeoren. Mientras que centrarse en recompensar al animal y aliviar sus miedos y ansiedades, conduce a que los perros estén más equilibrados y se creen relaciones más sólidas entre humanos y animales.



5 🦴 Mi perro tira de la correa porque es dominante, o salta sobre mí porque es dominante, o se acuesta en el sofá porque es dominante, o no me deja cortarle las uñas porque es dominante, etc.

REALIDAD: El concepto de "dominancia" se ha utilizado para explicar casi todos los comportamientos inapropiados en los perros, de los que los dueños habitualmente suelen quejarse. El problema es que, el término de "dominancia" como lo usan la mayoría de los propietarios o dueños y desafortunadamente algunos adiestradores, es completamente incorrecto. La dominancia describe una relación social entre dos o más individuos. No es un rasgo del carácter. A pesar de lo que muchas personas creen, los perros no pasan su tiempo buscando establecer un control sobre los humanos. Si un perro salta sobre ti, es porque no ha aprendido que este es un comportamiento indeseable. Si tira de la correa, no ha sido enseñado a caminar cerca de ti. Si no le gusta que lo acicalen, lo más probable es que encuentre el cepillo y las tijeras incómodos o aterradores.


La moraleja de la historia es que si tu perro está haciendo algo que no te gusta, olvídate de preocuparte sobre la "dominancia". En lugar de eso, decide qué es lo que quieres que haga tu perro y luego enséñale a hacerlo y recompénsale cuando lo haga bien.



6 🦴 Usar comida en el adiestramiento es un soborno.


REALIDAD: Si bien la comida ciertamente se puede usar para "sobornar" a un perro, la frase anterior muestra una falta fundamental de comprensión de las leyes de la teoría del aprendizaje. Cuando le estás enseñando a un animal (cualquier animal, incluidos los humanos) algo nuevo, debe existir una motivación por la que hacerlo bien (una recompensa o reforzador) y una señal de que lo ha hecho de la forma correcta. En los humanos, esto podría ser el pago de tu nómina a final de mes por tu trabajo. Todos los animales trabajamos para obtener algo a cambio y los perros no son diferentes. Los adiestradores solemos utilizar comida, simplemente porque a la mayoría de los perros les encanta la comida y encuentran que vale la pena trabajar por ella, pero también podemos usar el juego, las caricias y una gran variedad de otras cosas para recompensar a nuestro perro. Una recompensa / refuerzo es algo que se le presenta al animal para mostrarle que hizo algo bien, después del comportamiento. Un soborno es algo que se le presenta al animal antes del comportamiento.



7 🦴 Mi perro debería trabajar para mí solo porque quiere complacerme.


REALIDAD: Los perros repiten los comportamientos que les funcionan. Como humanos, podemos considerarnos increíblemente afortunados de tener tales criaturas que parecen disfrutar de nuestra compañía y compartir nuestras vidas. Sin embargo, debemos entender que esta es una relación mutua, y los perros se benefician de su relación con nosotros al obtener comida, refugio, juego y afecto, entre otras cosas. Por lo tanto, cuando un perro hace algo que nos hace felices, no debemos asumir que el perro solo quiere complacernos. Está haciendo cosas para hacernos felices porque también obtiene una recompensa, les das un premio, un masaje en la barriga o un ambiente agradable en el que estar.


Si te aferras a la teoría de que tu perro solo debe hacer cosas para complacerte y nunca ser recompensado o reforzado por hacer lo que quieres, lo más probable es que te encuentres con un perro difícil de adiestrar porque tendrá dificultades para discernir cuándo ha hecho algo bien.



8 🦴 Si adoptas un perro mayor no se creará un buen vínculo entre vosotros, ni aprenderá nuevos comportamientos, porque "un perro viejo no puede aprender trucos nuevos".

REALIDAD: Puedes entrenar a un perro, o cualquier animal, a cualquier edad. Sin embargo, a la hora de modificar un comportamiento, cuanto mayor sea el animal más tiempo llevará repitiendo y ensayando el comportamiento, por lo que puede llevar un poco más de tiempo modificar el comportamiento. Por otro lado, de alguna manera entrenar a un perro mayor puede ser más fácil que entrenar a un cachorro. Los perros mayores son generalmente más tranquilos que los cachorros jóvenes y tienen más capacidad de atención y concentración.



9 🦴 Mi perro orina en casa porque se enfada cuando lo dejo solo.

REALIDAD: Si tu perro está orinando en casa, solo puede ser por una de las siguientes razones:

1) Tiene un problema de salud, como una infección del tracto urinario.

2) Sufre de ansiedad extrema por separación y está angustiado.

3) Lo dejaste solo más de lo que razonablemente se puede esperar que un perro sostenga su vejiga.

4) No le has enseñado buenos modales y la normas de casa.

Los perros simplemente no son capaces de procesar los pensamientos de esa forma, sin importar cuánto nos gustaría creer que ese es el caso. Si tu perro no está correctamente educado, a veces es más fácil volver atrás y empezar por el principio como si todavía fuera un cachorro joven y adiestrarlo para ir al baño. A veces, cambios como mudarse a una nueva casa también puede generar confusión en el perro. Como medida de precaución debes llevarlo al veterinario para descartar posibles problemas médicos.



10 🦴 Nunca debes jugar al "tira y afloja" porque esto genera agresividad.

REALIDAD: ¡Tira y afloja puede ser un gran juego para jugar con tu perro siempre que lo hagas correctamente! Los perros deben aprender que no está bien poner sus dientes en tu piel cuando agarran el juguete con la boca, y deben aprender a "soltar" el juguete a la señal. El uso de un juguete como reforzador en lugar de comida, es muy común entre competidores de deportes caninos y adiestradores de perros de trabajo, porque los perros lo disfrutan mucho.



11 🦴 No debería usar comida para entrenar porque entonces siempre necesitaré comida para que mi perro haga algo.

REALIDAD: Tu perro solo buscará comida en tu mano en el futuro, si no eliminas los señuelos con comida rápidamente. Sobornar no es lo mismo que reforzar.



12 🦴 Usar comida para personas en el adiestramiento hará que mi perro mendigue en la mesa.

REALIDAD: Alimentar a tu perro desde la mesa del comedor es lo que hará que tu perro mendigue en la mesa, ya sea que le des comida de tu propio plato o comida para perros de una bolsa porta-recompensas. Si no quieres que tu perro mendigue mientras comes, enséñale a hacer otra cosa como tumbarse o irse a su cama, mientras tu disfrutas de tu comida.



13 🦴 Los perros son descendientes de los lobos y, por lo tanto, el entrenamiento debe basarse en cómo interactúan las manadas de lobos entre sí.


REALIDAD: Los perros no son lobos y hay muchas diferencias significativas entre el comportamiento del perro y el lobo, de modo que el comportamiento del lobo es completamente irrelevante para la forma en que vivimos e interactuamos con nuestros perros. Además, cuando el comportamiento del lobo se menciona como un modelo para el adiestramiento de perros, la interpretación del comportamiento del lobo a menudo es incorrecta y está basada en estudios que hace tiempo que fueron refutados por el propio autor.



 

Referencias


APDT Association of Professional Dog Trainers

329 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Guia gratuita cachorro

DESCARGA TU GUÍA GRATUITA

6 claves para educar a tu cachorro

Mis productos favoritos