top of page

Cachorro 8-12 semanas - Primer mes en casa


adiestramiento-cachorros-guipuzcoa

Los cachorros están diseñados para socializar y adaptarse fácilmente, se acercan a la gente con entusiasmo y todos los que los ven instintivamente quieren cogerlos y abrazarlos.


Cuantas más personas conozca y disfrute tu cachorro, más le agradarán las personas cuando sea adulto. Además, cuantas más personas manipulen y recompensen a tu cachorro, más disfrutará de que los niños lo abracen y los veterinarios lo examinen cuando sea adulto.




El período crítico de socialización termina a los 3 meses de edad - 12 semanas.


Es la etapa crucial del desarrollo del cachorro, en la que los cachorros aprenden a aceptar y disfrutar de la compañía de las personas y otros perros. Por lo tanto, tu cachorro debe ser socializado con las personas antes de que tenga doce semanas de edad. Sin embargo, dado que su programa de vacunación está incompleto en este punto, tu cachorro necesita conocer gente en la seguridad de tu propia casa. Como regla general, tu cachorro necesita reunirse y divertirse con al menos 100 personas durante su primer mes en casa.


Los cachorros tienen los dientes muy afilados e incluso las mordeduras más suaves pueden doler. Sin embargo, el comportamiento de morder del cachorro y algunas mordiscos dolorosos (aunque no dañinos) son esenciales para que tu cachorro finalmente desarrolle una mordida suave cuando sea un perro adulto. Los cachorros aprenden que jugar a pelear y morder es divertido, pero que las mordeduras dolorosas traen un final abrupto a la sesión de juego. Por lo tanto, cuanto más se permite que los cachorros jueguen y muerdan, más rápido disminuyen en frecuencia las mordeduras dolorosas. Los cachorros deben aprender a controlar la presión de su mordedura y boca antes de que desarrollen la fuerza necesaria para causar un daño grave. La inhibición de la mordida se debe enseñar durante la etapa de cachorro, antes de las 18 semanas de edad.


Además, debes enseñarle a tu cachorro a sentirse seguro y feliz ante la presencia de personas alrededor de su comida y objetos valiosos, de lo contrario, tu cachorro puede volverse demasiado posesivo y comenzar a proteger los objetos.


Desafortunadamente, muchos propietarios subestiman la importancia de enseñar a inhibir la mordedura y socializar adecuadamente a su cachorro. No enseñar la inhibición de la mordida es una tontería y es potencialmente peligroso. No socializar suficientemente a un cachorro es inhumano; como adulto, el pobre perro siempre se sentirá estresado, ansioso y nervioso con la gente. No es justo.



Las excusas más frecuentes para no socializar al cachorro.



Nuestro último perro era perfectamente digno de confianza


Tal vez tuviste suerte y elegiste un cachorro nacido para ser perfecto. O quizás fuiste un excelente entrenador. Pero, ¿todavía recuerdas lo que hiciste en ese entonces y todavía tienes tiempo para hacerlo?



Nuestro último perro amaba a los niños


Una familia adoraba a su primer perro y dedicó mucho tiempo a su entrenamiento. Toda la familia asistió a clases para cachorros y celebró fiestas de cachorros en casa. Muchos niños pasaban tiempo jugando y entrenando al perro con recompensas y, por supuesto, al perro le encantaban los niños. Cuando los padres consiguieron su segundo perro, los niños habían abandonado el nido. El nuevo cachorro creció en un mundo sin niños. Todo salió bien durante muchos años, es decir, hasta que aparecieron los nietos.



Está bien conmigo


¡Maravilloso! Ciertamente, el primer paso de la socialización es asegurarse de que el cachorro sea perfectamente amigable con la familia. Pero es imperativo que el cachorro se convierta en el Sr. Sociable con amigos, vecinos, visitantes y extraños para que no se oponga a ser examinado o sujetado por el veterinario y abrazado juguetonamente por los niños.



Nuestro cachorro se socializa más que suficiente con nuestra familia


¡No es verdad! Para aceptar a los extraños como adulto, tu cachorro necesita conocer al menos a tres personas desconocidas cada día, no las mismas personas una y otra vez.



No tengo amigos que me ayuden a socializar a mi cachorro


Bueno, pronto lo harás. Socializar a tu cachorro hará maravillas en tu vida social. Invita a tus vecinos a conocer al cachorro, invita a personas del trabajo o llévalo a lugares seguros para conocer gente. No lo dejes en el suelo en lugares públicos que puedan haber sido frecuentados por perros adultos no vacunados hasta que tenga al menos tres meses de edad y esté al día con las vacunas. Puedes llevarlo en brazos, pero necesita conocer a mucha gente de inmediato. Hagas lo que hagas, no mantengas a tu cachorro en secreto.



No quiero que mis perros acepten golosinas de extraños


Quizás tu preocupación sea que alguien pueda envenenar al perro. Como regla general, los perros solo se envenenan cuando los dejamos solos en los patios traseros, porque no están entrenados para la convivencia en casa y, por lo tanto, no los podemos dejar de manera segura en el interior, o cuando los dejamos sueltos para que deambulen.



No quiero que a mi perro le gusten los extraños. Quiero que me proteja.


Oh, vamos ... intenta decírselo a tu veterinario o los padres de los amigos de tus hijos. Sin embargo, si quieres decir que quieres que tu perro realice alguna labor de protección, eso es otra cosa. Pero seguro que no vas a dejar que un perro poco socializado tome decisiones sobre a quién proteger, contra quién protegerse y cómo proteger. Cualquier buen perro de protección primero ha sido super socializado hasta el punto de tener una confianza total, y luego se le ha enseñado cuidadosamente cómo, cuándo y a quién proteger. Entrenar a tu perro a ladrar o gruñir cuando se le ordene es un factor de disuasión más que suficiente.



No tengo tiempo.


¡Entonces dale el cachorro a alguien que tenga tiempo! El cachorro aún puede salvarse si alguien está dispuesto a tomarse el tiempo para socializarlo.



Necesito dominar a mi cachorro para que me respete.


Si fuerzas y ​​dominas físicamente a tu cachorro, no te respetará. Puede que escuche tus órdenes, de mala gana y con miedo, pero lo cierto es que no te respetará. Lo más probable es que tu perro empiece a resentirse contigo.



Los perros de esta raza son particularmente difíciles de manejar


Usar esta excusa para renunciar a los ejercicios de manipulación, amabilidad y socialización es demasiado tonto para expresarlo con palabras. Si tu investigación sobre razas de perros te ha convencido de que realmente tienes una raza difícil, debes duplicar o triplicar los ejercicios de socialización y manipulación, recortar todos los plazos de desarrollo del cachorro y comenzar con los ejercicios antes. Sin embargo, por extraño que parezca, he escuchado esta excusa para casi todas las razas de perros. Tan pronto como creas que tu raza elegida es demasiado perro para ti, busca ayuda de inmediato. Encuentra un adiestrador que pueda enseñarte a manejar a tu cachorro antes de causarle un daño irreparable a su temperamento.



Mi pareja / padre / hijo seleccionó al cachorro más dominante de la camada.


¿Recuerdas la regla fundamental de la adopción del cachorro, que todos los miembros de la familia deben estar completamente de acuerdo? Bueno, ya es un poco tarde para eso. Por lo que tan pronto como sospeches que tienes un cachorro difícil, duplica o triplica los ejercicios de socialización y manejo, recorta los plazos y comienza antes.



Algo está mal genéticamente con el cachorro


Tan pronto como sospeches que tu cachorro tiene algún tipo de problema orgánico, duplica o triplica los ejercicios de socialización y manejo y comienza los ejercicios antes. Muchas personas usan la raza, el dominio o las condiciones orgánicas como excusa para renunciar al cachorro, y como excusa para no socializar y entrenarlo. En realidad, la socialización y el entrenamiento son la única esperanza del cachorro.


Independientemente de la raza y la cría, e independientemente de la socialización y el entrenamiento de tu cachorro antes de llegar a tu casa, a partir de ahora, cualquier cambio en el temperamento, comportamiento o modales de tu cachorro dependen completamente de cómo lo socialices y lo entrenes. Trabaja con tu cachorro y mejorará. No trabajes con tu cachorro y empeorará. El futuro de tu cachorro está completamente en tus manos.



Es solo un cachorro... es taaaan bonito... solo está jugando... crecerá...


Por supuesto, tu cachorro solo está jugando a ladrar, a gruñir, a morder, a pelear, a proteger un hueso o al tira y afloja. Si simplemente te ríes de él, tu cachorro continuará jugando el juego de la agresión a medida que crezca, y en poco tiempo, tu perro adulto estará jugando de verdad.


El juego de cachorros es muy importante. El juego es esencial para que el cachorro aprenda la relevancia social del lenguaje y los comportamientos en su repertorio de perros, concretamente lo apropiado e inapropiado de cada comportamiento en cada entorno. En cierto sentido, el juego permite que el cachorro aprenda lo que puede hacer. Lo que debes hacer es enseñarle a tu cachorro las reglas del juego. Cuantas más reglas aprenda en la etapa de cachorro, más seguro se sentirá como perro adulto. Los ladridos y gruñidos de los cachorros son bastante normales y aceptables, siempre y cuando puedas detenerlos cuando lo desees.



Le toma un tiempo simpatizar con los extraños.. No le gustan demasiado los niños... Es un poco tímido...


¿Cómo puede alguien vivir con un perro sabiendo que está estresado por la presencia de extraños y niños y tiene miedo de las manos humanas? El pobre perro debe estar en un estado de extrema ansiedad. ¿Cuántas veces este perro tiene que rogar, implorar y advertirle que se siente incómodo con extraños y niños y que no le gusta que la gente busque su collar? Esto es simplemente un accidente que está a punto de ocurrir.


¿Qué pasa si un niño desconocido debe alcanzar el collar del perro, posiblemente alrededor del plato de comida del perro, cuando el perro está teniendo un mal día y no se siente bien? Una mordedura de perro seguro. ¿Qué diremos? ¿Qué el perro mordió sin previo aviso y sin motivo?


El pobre perro tenía al menos cinco buenas razones para morder: 1-un extraño, 2-un niño, 3-alcanzando su collar, 4-proximidad a su plato de comida y 5-no sentirse bien. Y el perro había estado advirtiendo a su familia repetidamente durante algún tiempo.


Si hay algo que moleste a tu cachorro, insensibilízalo a ese estímulo o escenario específico de inmediato. Ayuda a tu cachorro a desarrollar su confianza para que pueda hacer frente a los eventos cotidianos sin estrés ni miedo.

 

ARTÍCULO ORIGINAL






214 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
Guia gratuita cachorro

DESCARGA TU GUÍA GRATUITA

6 claves para educar a tu cachorro

Mis productos favoritos

Entradas recientes

bottom of page